jueves, 31 de diciembre de 2009

Se derramaran muchas más copas (Dedicado a esos que brindan, han brindado y brindaran por siempre a mi lado)

Foto : Javier Luengo( http://javierluengo.blogspot.com/ ) en un momento en el que nos puede la amistad, el alcohol y la euforia


Se derrama la copa sobre la mesa .

El goteo del templado vino

se asoma ante el reverenciado

y bien merecido silencio .

Oscuro y tentador liquido

que escurre con sutileza,

sin ganas de tocar el suelo ...

... pero es lo único que lo frena.

Alcohol en tiempos modernos.

Alcohol en las heridas acontecidas

en otra batalla ...

en otra época ...

Se desboca la palabrería

y esta lengua no frena.

Ruge ...

Murmura ...

Relame...

Protesta ...

...Palabras.

Palabras que al salir el Sol

todos tratan de olvidar,

y tú ni siquiera recuerdas.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Ruinas ( Ocaso de prodigios)


Ya saben que hermosura solo suda

ante los amplios pensamientos

que nos da ese, vago, foco de luz de luna ...

Ante un alud de calientes besos

que regalan paciente tranquilidad

y nos reclaman , entre susurros, calma.

Quiero reposar en esa cama

cada uno de los sentimientos,

cada pobre intento ,

de un caprichoso pasado

que ya quiso ,en su momento,

juntar nuestros cuerpos,

en una alienación de estrellas,

enmarcando un firmamento.

Sé que pinté mis ojos

de colores fríos , muertos.

Sé que surgió, en tu valle,

la espesura de esa niebla

que siempre tapa los recuerdos.

Sí ... ya me acuerdo ...

Que no existe perro

que regale versos en ladridos.

Que no existe olvido

en mis ojos de cobre.

Deja que recobre tiempo perdido.

Que recorte las distancias

entre el oxido de mi aliento

y la caricia de un latido.

Juro ser moribundo Romeo,

tener un poema y un discurso.

Sí ...ya me acuerdo ...

De un poeta cuerdo

pisando ,a ciegas ,el suelo

de aquellos años que vivimos.

Dónde los más salvajes enemigos

fueron el alma y el vino...

La vergüenza y el delirio ...

El me siento, me disuelvo y escribo...

El eterno "Callo lo que pienso"...

El mortal "Hago lo que digo"...

El complejo acto de defensa,

de apartarme del camino,

para no ser soldado herido .

Deseo calma ...

Deseo ese tacto desmedido.

Tacto que marca la trayectoria,

rumbo empujado por un suspiro,

en mareas ,que fracasan,

avivadas y bendecidas por delirio.

Anhelo refugiarme entre las Furias.

Mórbidas y solitarias damas

entonando una canción de cuna,

dedicadas a las musas y al hastío,

ataviadas de cruel, pero innata , locura.

Mi tregua ...

Mi armisticio...

Blasono de crear el maldito llanto

y de apartar, mas tarde, la lagrima

de una delgada y amorosa comisura.

Sí ...ya me acuerdo ...

Mi nuevo hospicio es el vacio,

a él me acostumbro ...

Su atmosfera recolecto...

Vislumbro, sagaz, su hermosura ...

Paso lista a lo perdido ...

Me apuro en tejer el mejor de los trajes,

ese que me mantenga protegido,

ese que evite convertirme

en el néctar que he bebido,

ese que ahogue entre torrentes

un mal pensamiento de suicidio.

No... Ya no me acuerdo ...

Pues no hay nada que me arrebate

carencia y sinsentido...

... la pereza y el descuido .


lunes, 14 de diciembre de 2009

Benditos amaneceres


Desearía enmarcar esa sonrisa que cuelga de tu rostro las mañanas que compartimos colchón y almohada.

El amanecer torna distinto. No importa el color del cielo... No nos importa que sea del azul de la piedra aguamarina... No nos importa que el gris más absoluto inunde el horizonte con las cenizas que han quedado tras la noche de calma.

Mirar por la, aun cerrada y cegada por las persianas , ventana es simplemente algo simbólico y una búsqueda de posicionamiento y ubicación espacial.... Solamente es un mero trámite para poder cerciorarse de que no seguimos inmersos en la laguna de un sueño y sus tentadoras aguas.

Buscamos el cuerpo del otro para completar la ecuación de felicidad que nos acompañara el resto del día.

Puedo sentirte al lado .... Puedo apropiarme de tu calor, y en un acto reciproco dotarte del manto que crea el mío, y renacer un día mas. Puedo volver a creerme alguien alejado del mundo y al que la falsa palabrería y la falsa moral no pueden dañarle. Hasta la tormenta infinita, que recorre cada fibra, se piensa atacarme ante tu presencia. Soledad se muere... Orgullo se desintegra mientras me coloco en posición fetal entre tus brazos... Ira se descompone en diapositivas, y pesadillas mal narradas, y va desvaneciéndose como el humo de un cigarro mal apagado...

Quiero detener nuestra triste concepción de tiempo y congelar esos pasos que nos vuelven mortales ante el trono de la eternidad.

Dos figuras cuya única protección ante la insana realidad es una sabana, un edredón y un par de mantas. Dos seres que pretenden ser monumento viviente capaz de expresar dos ideas, de distintas cabezas, en una sola. Un sentimiento que pretende arrojar lejos la responsabilidad y fundirse en el aire, por el que viajan cada uno de los volátiles besos que hemos engendrado, y crear telares más extensos en los que poder tejer nuestros nombres.

Inmóvil comparto mi pecho... Inmóvil me presento como victima de cada uno de los roces que tus manos quieran hacer en mí. Soy tu testigo mudo, soy tu amante cómplice... Soy tu víctima, Reina de Corazones.

Moldéame... como has moldeado cada uno de los sueños .Todos ellos y sus paisajes han tomado, por envidia, el color que luce tu pelo y el brillo de tus ojos.

Reconstrúyeme con las finas tiras de existencia que pongo ante tus manos.

Haz que las fibras de cada una de las posibilidades de futuro, se vean rasgadas por tu calurosa mano y transformadas en un destino próximo al calor de tu pestañeo.

Déjame viajar en la misma dirección en la que se encaminan tus graciosos andares. Soy el guardián de tu taconeo incesante y el que se aferra a esa mano siempre delicada y justa.

Salir de la cama se convierte en un acto descuidado.... No quiero abandonar este foso de juramentos en el que hemos convertido el lecho que compartimos. Por eso antes de reposar los pies sobre el filo suelo vuelvo a abalanzarme sobre esa boca, que tantas veces a dicho mi nombre, y hago que muerdas mis labios. Quiero que devores mi boca y así poder estar seguro que el frio de Diciembre no me alejará de esta bendita visión.

Prométeme...como sueles hacer...

...Otra noche más, y su respectivo amanecer, a tu lado.

viernes, 11 de diciembre de 2009

"Roll the dice"Charles Bukowski(1920-1994)



TIRA LOS DADOS.(Roll the Dice)

Si vas a intentarlo, ve hasta el
final.
De otro modo, no empieces siquiera.

Si vas a intentarlo, ve hasta el
final.
Tal vez suponga perder novias,
esposas, parientes, empleos y
quizá la cabeza.

Ve hasta el final.
tal vez suponga no comer durante 3 ó
4 días.
Tal vez suponga helarte en el
banco de un parque.
Tal vez suponga la cárcel,
tal vez suponga mofas,
desdén,
aislamiento.
El aislamiento es la ventaja,
todo lo demás es un modo de poner a prueba tu
resistencia, tus
auténticas ganas de
hacerlo.
Y lo harás
a pesar del rechazo y las
ínfimas probabilidades
y será mejor que
cualquier otra cosa
que pudieras imaginar.

Si vas a intentarlo,
ve hasta el final.
No hay sensación
parecida.
Estarás a solas con los
dioses
y las noches arderán en
llamas.

Hazlo, hazlo, hazlo,
hazlo.

Hasta el final.
Hasta el final.

llevarás las riendas de la vida hasta
la risa perfecta, es
la única lucha digna
que hay.

Charles Bukowski

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Cristal fue tan transparente como su nombre



Por un momento en su lejana existencia Cristal decidió detenerse a buscar en sus bolsillos.
Ser era algo simple... Ser preciosa era un don. Ser inteligente una venganza contra el mundo intelectual masculino. Ser madura simplemente fue cuestión de aprovechar los pequeños espacios y los breves momentos en los que no dependía de la protección de algún galán caballero,que soñaba con dormitar en los brazos de Cristal, y que apartando sutilmente el pelo de su rostro susurraba: "Cristal, eres perfecta" . Esa frase la acompañaría el resto de su vida retumbando en su frágil mente y se reflejaría para toda la eternidad en su rostro.

Cristal removía ,poco a poco, la cucharilla del café y miraba al fondo de la taza esperando hallar una respuesta. Deseaba hallar ciertas gotas purpuras que lloró una vez y que hoy ,tan jodidamente borracha, recuerda..

La habitación respiraba.

Creía ser capaz de representar, quemando con todo su sudor, en cada esquina de las paredes, todo esa variedad de preocupaciones. Preocupaciones de todos los tamaños, de muchos colores....

Recitó ,de memoria, números de teléfonos rojos, de esos que ganó siempre por dar un leve suspiro a cada acompañante...Pero la casa se ve tan fría...cuando no hay nadie que te llame...que el pulso apenas responde, el tacto cada vez es más seco y áspero y los gemidos son pequeños rastros de vaho en una ventana.

Los cálidos rayos del Sol deshilachaban su chaqueta. Cristal creía oírlos entrar a empujones a través del pequeño hueco que dejó en la persiana...
Y recuerda cuando dejo de ser niña. Recuerda que observaba la ventana de reojo mientras se cambiaba, esperaba encontrar los ojos de algún pequeño niño travieso queriendo saber los secretos que guardaba.
Cristal sonreía ...ni ese travieso chiquillo ni ningún otro conocerá a la perfección el sexo opuesto y sus interminables secretos. Tan solo conocerán la suave piel y el cascarón que tan finamente los recubre.
Cristal sonreía ...


Nunca tuvo que deshojar un pétalo, es mas cada uno de sus amantes le regalaron una gran alfombra creada a partir de cada "SI" y cada "NO" que salió de su boca. Reflejos que pasaban del rosa al blanco en cuestión de segundos.

Las rosas negras no se hicieron para Cristal.
Cada vez que se abrió un gran averno ante sus graciosos pies se cerraba sin problemas.
Era esa extraña sensación de ser perfecta la que la hizo palidecer ese breve lapsus de tiempo...

Tan breve...

Tan intenso...

Algo sublime pero tan desconcertante como una borrachera repentina, un olvidarse de los problemas, sensación que desean los borrachos que se agarran a las farolas que iluminan las calles más sucias de Malasaña.
Una sensación de nirvana mezclada con el ardiente deseo de rociar lo ya vivido con queroseno...

Cristal quería sentirse en el mismo mundo que el resto de los mortales...Quería llorar...Deshidratarse llorando. Quería gritar...y que nadie la escuchase. Quería que las hadas abandonaran su habitación...y así fue como las maldijo...como roció de sal cada
esquina y escondió esos posters tan estúpidos de juventud...esas cartas de amor de un poeta que, supuestamente ,esta en brazos de otra musa y prometiéndola un falso cielo que ni él mismo tiene...
Cristal sonreía...

Mientras, su reflejo jugaba con las formas caricaturescas ,que en muchas ocasiones mostraban y retorcían la imagen real.
La eterna sensación de no saber porque fue todo tan fácil. Y el espejo volvió a mostrar a una pequeña princesa ensayando poses...

Cada día se hacía más difícil mantener esa mirada inocente, esa boca sin pecado.
Seria que por desgracia como toda mujer que llego a la pubertad y comenzó a emitir esos destellos que comunicaban en morse un acto simple..." Ven"...y ellos venían...

Y vinieron...
los que Cristal quiso...
Los aptos...
Los esquemas de su verdadero sueño.
Y se fueron su confianza y su autoestima agarradas de la mano

Cristal....
Dudaba que su brillo no fuera más que un mero adorno, algo artificial y triste ,y fácil camino para conseguir los sueños que los demás creían que se merecía .

En ese momento esa preciosa mujer se levantó a escuchar detrás de la
puerta, y ese cuerpo semidesnudo tarareaba melodías incomprensibles en un aire tan caliente....que las paredes eran escenarios donde sombras realizan sus movimientos sobre un cielo carmesí ....
Y así abrió el armario y contó cada uno de los vestidos que la protegieron de la desnudez en cada cita , estaban todos. Los abrazó y con esa fina mano, que alguna vez fue bendita por los Dioses, realizo un cariñoso acto de silencio...Y los problemas durmieron.

Nunca le importó vender su dignidad, responder siempre lo correcto,
desear poseer su propia quimera de oro...porque había un
comportamiento que la dictaba en todo momento que sonrisa, que
mirada atender...que era aquello que debía buscar al otro lado del cristal.
Nunca se había arrepentido de algo en su vida...

El Sol siempre se dedicó a eclipsar las lunas negras y atractivos cielos.

Y Cristal... sonreía...

De repente un otoño oxidado deslizó sus ramas por los gélidos rincones del cuarto. La sonrisa se marchitaba, oscurecía, y cuervos negros rebuscaron en cualquier recoveco del ingenio y de la ilusión. La soledad ocupó violentamente su vida de escaparate. Todo lo que le rodeaba eran actores carentes de personalidad... No provistos de la capacidad de improvisar antes esos focos reales que son las estrellas... toda una vida interpretando... Como Cristal.

"Siempre existe un collar de perlas que cae, se rompe ,y cada pieza comienza a rodar por todos lados .... En las películas siempre ocurre" -Piensa cristal mientras busca por el suelo toda esa falsa palabrería de novela rosa.

No existía ese collar, al menos no en la vida real.

No existía nada por lo que llorar...

Y Cristal ... lloraba.

Esos segundos fueron el pequeño precio que tuvo que pagar por la perfección.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

Por no callar ...

Llevo tiempo sin saber que escribir.

Porque no sé si hablar de dolores, interiores, o bien mostrar mi deseo de acabar con toda falsedad que comparte vida, artificial, ficticia, imaginada o construida sobre ilusiones, a mi lado. Soy uno más y convivo con el mismo pecado.

Me doy cuenta que cada vez que el odio sube, cual mar que ve en la noche su mejor momento para invadir esa despreciable playa, mi literatura fluye con mayor facilidad... Dolor y tristeza me agarran, de lo que muchos ineptos llaman alma, y tiran hasta verme arrepentido de lo que hice en vidas pasadas. Mi literatura fue odio... fue dolor... fue rabia por lagrimas cargadas de capricho.... Y a día de hoy debo tratar de que estas letras sobrevivan con todo lo que se escurre entre mis dedos, sea Eros o sea Thanatos.

Sé que hay (poca) gente que me lee y aunque ellos no lo sepan me es suficiente, cada momento de sus vidas desperdiciado en este falso intento de poeta es digno de agradecer, y aunque no lo crean es el mejor regalo que me pueden hacer... aunque no nos veamos desde hace mucho, aunque no me conozcan o aunque se cansen de escuchar mis palabras... todos ellos son alabados y con un pequeño sitio en estos pobres textos que mis manos transcriben.

GRACIAS

Gracias por estar ahí y tomarse su tiempo para demostrarnos que los enfermos, de alma, merecemos ser escuchados o al menos ser escribas de nuestra propia autodestrucción dialéctica.

No sé cómo puedo agradeceros... por eso pido que estas letras las leáis como si un abrazo os recorriera la espalda, como si una palabra retumbase en vuestro oído y decorase todo orgullo y razón.

De nuevo Gracias.... todos sabéis quienes sois.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cuando las piedras hablan

La ciudad duerme.

La tranquilidad no se ve ni tan siquiera violada por el sonido, del tacto que crea la goma, de los coches acariciando el oscuro asfalto. Todo queda entre una opresora atmosfera anaranjada y una fina, y cristalina, cortina de vapor de agua que aparece impregnando los cristales. La ciudad por fin respira ... Por fin puede convertirse en el mismo espíritu de la quietud, puede ponerse su manto de falsas estrellas y humos contaminantes, danzando sin sentir vergüenza porque pocos ojos están vigilando sus torpes, pese a llevar un tiempo incontable practicando, movimientos de baile. El Sol se ha ido, la luz no daña ni hace entrecerrar los ojos. Puede vestirse con su mejor traje, ese que guarda para las mejores ocasiones. Pero todos los días existe una ocasión para vestirse de noche .

La ciudad respira... Y haciendo uso de cada acera vacía, coloca como una niña traviesa el oído en cada esquina, en cada muro, y muy atenta oye lo que dicen las piedras. Escucha y graba en su frágil memoria cada hecho, cada historia, cada fabula y leyenda que se perdió cuando a la mañana andaba tan dormida. Se convierte en una testigo fortuita, y lo más importante, en una testigo muda que es capaz de guardar el mayor de los secretos, que nunca confesará el mayor de los pecados, porque como si de hojas de una libreta olvidada se tratasen, arranca todas las hojas para mañana escribir una nueva madrugada, una nueva crónica de almohadas y parpados desactivados. Se acerca a las ventanas para ver los inmoviles cuerpos cubiertos de sus mortajas temporales, las mentes que ausentes descargan la información aprendida durante las horas de vida, las lagrimas acumuladas en lagrimales áridos que apenas tienen tiempo para verter su contenido ...

Ve rostros de los que poco, o nada, importa el nombre... Solo observa imágenes desordenadas que poco a poco va reconstruyendo con instrucciones , basadas en los rumores ,cuchicheos, murmullos y cronologías de lo ocurrido durante el día, que le van susurrando , las quietas y amorfas , gárgolas y golems titánicos con miles de parábolas, una por cada ventana, una por cada puerta abierta, cerrada o entreabierta... Hasta las últimas luces narran elegías incomprensibles y sueños que no cumplen su función.

La ciudad sonríe porque no está sola, porque siempre le hablaran las eternas piedras, y entre los fríos y pétreos ojos que la ven, ninguno juzgara su paso temporal por el camino de los mortales.

Rasgan el oscuro manto los primeros rayos de Sol, comienzan las primeras cacofonías de civilización...

Pero aun así entre todos esos artificiales sonidos puedo distinguir un ligero y casi inaudible murmullo...algo que parecen voces y que con mucho esfuerzo trato de traducir. Lo único que creo entender, no sé si por la desproporcionada y caótica imaginación de la que se me acusa, es un réquiem que anuncia que la madrugada acaba de morir. Son las piedras que se despiden de la ciudad... hasta la próxima noche.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Mirando a traves del cristal (del fondo del vaso)


-¿Que va a ser?

-Ballantines... lo de siempre.

Es fácil volver a beber en los vasos que bebimos anteriormente, no porque hayan quedado las manchas de carmín de sus labios en ellos, sino porque ya sabemos lo que se ve tras el cristal mientras consumimos el contenido... de poco en poco... de frase en frase.

Siempre escuché hablar del árbol de la ciencia. Es curioso, siempre me lo imaginé como un Biomecanoide alimentándose de materia viva de los grandes cerebros de la humanidad: Einstein, Thompson , Voltaire ... Vamos, la representación perfecta de un texto de Lovecraft retratado por Giger.

Pero lo que nunca entendí, ni imaginé, es la leyenda del árbol del amor. La escuché en algunos bares y tabernas de mala muerte en la que se reunían enamorados, bohemios, borrachos y presos absolutos de la noche. Veía jeroglíficos, rodeados por corazones roídos, escritos en mesas de madera sobre las que se apoyan copas y botellas. Por la hendidura de las marcas se deduce que podrían haber sido hechas con las uñas, posiblemente esas que crecieron debido a un tacto virgen, aun inexperto... Todos tenemos nuestros fallos.

Leí poemas de amor y presencié lagrimas de esperanza en la puerta, de ese sucio baño, de ese Bar, posiblemente de un ser al que no le sentó bien la sangre de Baco.

Todos dicen que beben para olvidar...

Bebemos y acabamos con la imagen de una Darling despidiéndose de nosotros con la mano. Otras solo nos dejan una nota con el eterno:"Que te vaya bien".

Podía perder la cuenta de las horas que habían transcurrido desde que estaba apoyado en la barra, podía contar el tiempo en vasos. Pero no podía ver ese árbol del amor del que tanto se habla.

La televisión al fondo brillaba, se mantenía encendida, pero sus altavoces permanecían enmudecidos. Una decena de ojos se clavaban en esa falsa ventana de imágenes.

Pobres diablos... viven en su infierno personal. Comparten sitio, piso y copa con su "Diabolis interium" . Pregúntales:"¿De qué habla el Telediario?" ... no sabrán que responder. Sus enrojecidos ojos, sus sudores, están inmersos y vertiéndose en otro espacio, en otra realidad. No muestran ni la ligera atención a la pantalla.

Yo también suelo surcar otros orígenes, suelo merodear en otros recovecos mentales pero puedo responder a cualquier cosa.

- ¿Cuanto tiempo llevas aquí bebiendo?

-7 vasos... 8 si contamos el que tengo la mano. Pero no te preocupes, me invitaron a los 2 primeros.

-¿Cuantas actrices pasaron por tu película-vida?

- Pfffffff...

Rectifico... puedo responder a casi cualquier cosa.

Actrices...

Las señoritas de la noche. Okupas en la mente del despiadado que se intenta suicidar con este matarratas que llaman whisky. Las que una vez estuvieron ahí, viéndonos entrar por la puerta y dirigirnos directos hacía ellas. Les dimos un beso de despedida... Si hubiésemos sabido que después de ese no habría otro lo habríamos alargado. Créeme aun seguiría besándote.

Actrices...

Magdalenas que lloran la marcha de un mesías cobarde, aquel que no se quiso quedar. Otras plácidamente dormidas en una cama de sabanas de seda, entre edredones de plumas, que saben que no deben temer al mañana, el futuro no les hará daño... ni a ellas... ni a él.

Bebo muchas noches con corazones rotos. Me conozco todas las historias posibles... Todos los desenlaces , y ya ninguno me escandaliza. Todos los días una cara nueva entra con pedazos de cristales rojos clavados en el pecho y grita con valentía: "Ponme uno doble.... Soy libre!!!".

Sí, eres libre... y preso de tu propia libertad, el mejor compañero de la soledad. Veras... espera unos meses...sabrás de qué te hablo gilipollas.

Es jueves y eran las 2:30 de la noche. El Bar ya estaba casi vacío, termine la 9º copa y me dirigí de nuevo al baño. Y mientras meaba leí, por el espejo, de nuevo la poesía que el enamorado dejó en ese cuarto de baño. Esa vez percibí varias faltas de ortografía. Tiré de la cadena. Recogí, del baño de señoras, un lápiz de labios ,rojo carmesí, y corregí las faltas.

Salí del baño titubeando y volví a la barra. Con un esfuerzo sobrehumano articule lo más parecido a una frase:

-Ponme otra. Lo de siempre...

-¿Ballantines?

-No. Sangre y espuma.

Después de esa frase tan incoherente lo más normal es que no te sirvan más y te manden de vuelta a tu cueva.... Era de esperar.

Mientras me dejaba llevar cuesta abajo por la calle, zigzagueando, parándome a reposar en algún banco, pensaba el por qué estaba esa noche tan solo... La respuesta la encuentro en la experiencia .

Conozco a muchos seres capaces de sentarse, mirar, beber y escuchar mis penas. Es más, conozco muchos que saben hacer que oyen por unas copas , pero ellos tienen sus vidas, bastante tienen con su existencia, y mejor que estén solos a que se encuentren ante mi mala compañía.

Llegue al portal abrí la puerta con dificultad y casi a gatas tomé el ascensor. Una vez allí ya estaba todo controlado. Me miré al espejo, del ascensor, apenas sin reconocerme y recordé todas las muecas siniestras que tantas veces he reflejado en cada espejo.

Frente mi puerta... llegaba el fin de la noche...

Metí la llave como pude y para mi sorpresa la puerta se fue abriendo, poco a poco, sin emitir ningún ruido. Levanté la vista y allí estaba ella.

-Lo siento niña. No pongas esa cara... ya sé. Estoy hecho un asco. Creo que necesito una ducha... y un afeitado tampoco me vendría mal. Mañana mandaré la chaqueta a la tintorería.

He vuelto... Eso es lo importante, no el estado... ¿No?

Después me acosté sin quitarme la ropa. Tumbé mi cuerpo sobre la cama y mientras el techo daba vueltas... comencé a ver mariposas que volaban en circulo .

Quise asociar todo esto al amor... No al delirium tremens.


"L'orage" Georges Brassens (1921-1981)

Publico una traducción de esta canción. Aviso que hablamos de un autor bastante difícil de traducir y sus traducciones son bastante libres. Publiqué esta traducción ,de todas las que encontré, ya que es ,quizás, la mas correcta.

Este tema también fue en su día traducido, adaptado e interpretado por Javier Krahe sin perder para nada el significado de la original y otorgándole un tono aun más humorístico.(Esta versión también merece una buena escucha).





La tormenta

Habladme de la lluvia y no del buen tiempo
El buen tiempo me disgusta y me hace rechinar los dientes
El azul del cielo me pone furioso
Pues el amor más grande que he tenido aquí en la tierra
Se lo debo al mal tiempo, se lo debo a Júpiter
Me cayó de un cielo tormentoso.

Una noche de noviembre, a caballo sobre los tejados
Un señor trueno, con un ruido de mil demonios
Encendía sus fuegos de artificio,
Saltando de su cama en camisón
Mi vecina enloquecida vino a llamar a mi puerta
Solicitando mis buenos quehaceres

“Estoy sola y tengo miedo, ábrame, por favor,
mi esposo acaba de irse a realizar su dura tarea
pobre mercenario desafortunado
obligado a dormir fuera cuando hace mal tiempo
por la simple razón de que es representante
de una casa de pararrayos”

Bendiciendo el nombre de Benjamín Franklin
La puse en sitio seguro entre mis brazos cariñosos
Y luego el amor hizo el resto.
Tú que siembras pararrayos por doquier
¿Que no has puesto uno en tu propia casa?
no hay error más funesto.

Cuando Júpiter fue a hacerse oir en otra parte
La guapa, habiendo por fin conjurado su temor
Y habiendo recobrado todo su coraje
Volvió a su casa para secar a su marido
Dándome cita para los días de intemperie
Cita en la próxima tormenta.

A partir de ese día ya no he bajado la mirada
He consabrado mis días a contemplar los cielos
A mirar pasar las nubes
A acechar los estratos, a vigilar los nimbos
A rogarle a los menores cúmulos,
Pero ella no ha vuelto.

Su buen marido había hecho tantos negocios
Vendido tantas puntitas de hierro aquella noche
Que se convirtió en millonario
Y se la llevó hacía cielos siempre azules
Hacia imbéciles países donde nunca llueve
Donde no se sabe nada de los truenos.

Dios quiera que mi queja vaya, corriendo corriendo
A hablarde de la lluvia, a hablarle del mal tiempo
En el que estuvimos juntos
A contarle que cierto rayo asesino
En el centro de mi corazón a dejado el dibujo
De una florecilla que se le parece.

George Brassens

lunes, 26 de octubre de 2009

Cuando respiras ...


Muero... cuando respiras.

Me empalaga la dosis de oxigeno

desprendida en el ambiente.

Dos astros se funden

coronando el silencio,

susurrando a escondidas,

reposando plácidamente,

en el mismo cielo,

mural de nebulosas,

que nos acogió ,

a lo largo y ancho,

de este firmamento disuelto.

Disuelto, porque suspiras...

Y en cada brisa templada y suspiro

se alza resplandeciente

la constelación que precede

a la nova de tus gemidos.

A nosotros,

cuerpos celestes desnudos,

no nos representa el tiempo...

Nos esquiva la distancia...

De nosotros,

frágiles formas,

se olvida el ,desmemoriado, olvido.

Sueño... Cuando vigilas.

Cuando proteges las finas tiras,

de mi piel adormecida,

en las que he escrito

las señales, paganos símbolos,

que tratan de invocarte.

Poema hecho carne...

Carne hecha abrigo...

Tacto que condensa,

en un suave roce,

quietud y sigilo.

Muero... cuando respiras.

... Y te inmortalizas cuando te escribo.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Cuando el perro bueno hace de malo


Ella sirvió el plato frio sobre la mesa...
Arrugó la servilleta de papel, suspiró y miró, con el vacio en los parpados, al frente. Tragó saliva y dejó la mente en blanco. Pestañeó dos veces y dijo:

- Cariño... así no podemos seguir... Continuar con esta farsa es algo demencial.
No es sano para ninguno... Por favor ... tratemos de olvidar ...
Cierto que fue algo lindo... era un jardín de rosas pero se ha ido pudriendo...
No sé porqué... Perdona ... debería saberlo ... pero no lo sé.
Empecé viéndote como un estorbo... ahora te odio!!!.
¿Que será mañana?... ¿Te mataré?...
Por favor dejémoslo aquí.
Nunca soporté tus celos. Nunca soporté tus manías, ni tu ansía de posesión.... ni siquiera tu fisico... al menos ya no.
Estoy ansiosa de ser libre, de tener mi propio destino.
He decidido abandonarte mañana. Ya tengo la maleta hecha... Nada me va a detener.


Él rebañó el plato.
Bebió un sorbo de vino
En su mirada vivía la ignorancia al dolor y convivía con el despropósito.
Ella estremecida se levantó y le observó.
Tenía la esperanza de que esto fuera el principio de un dialogo y le dijo:

- !!! ¿Qué? ... ¿No vas a decir nada? !!!

Él respondió con voz profunda y segura:

- Sí. Muy buena la comida.

viernes, 16 de octubre de 2009

Cada minuto que pasa lo escribo ( o al menos lo recuerdo)


Y vuelvo a ver los alabastros que tanto indagaron en mi ser....

Vuelvo a esculpir una sonrisa por esfuerzo y no por costumbre.

Aunque sé que después de este tiempo costumbre , miedo, piedad y falsa comprensión pueden ser comunes en cualquier mirada, en todo roce, en cada obligado beso, en cada envenenado verso ... poco es seguro o real.

Nada responde a una lógica obligada. Nada es salado, dulce o amargo. Nada es oscuro o carente de vida. Los recuerdos no mueren, no mutan ... tan solo se adormecen y se levantan según les vamos llamando con ambas voces a coro. Soy tan irreal que deje de ser... Soy tan real que vuelvo a ser a tu lado.

Por favor... Hazles y callar y que no señalen con sus dedos. Hagamos que respeten lo que murió entre ira y desconsuelo. Al menos que respeten la paz del que se fue y no ha vuelto ... aquel que no quiere volver. Por favor.... que ciertas palabras queden entre el silencio y la parte de memoria que no se acuerda del existir.

Contengo la respiración y alabo toda acción que tome en su día.... Las consecuencias solo son fruto de las acciones no de la intención.

Recito de memoria y esta me falla...

Olvido lo que hice y se me aparece en sueños...

Escribo lo que pienso y el silencio me enmudece...

Sangro, todo desprecio lo acumulo en una sonrisa ...

Vuelvo a despertarme y noto la ausencia de cada una de las mentiras. Miro a la ventana y hasta el Sol brilla diferente, creo que va quemando una a una las gotas de lluvia, va desapareciendo este telón fabricado por humedad.

Tonada que alimenta mis horas muertas, deja de sonar y hazte persona... Deja de regalarme un recuerdo en cada frase y haz de mi espalda una simple herramienta en la que colgar simples hechos y coincidencias. Te pido que te alejes de mi vida y que dejes que mis sueños permanezcan sin sabor, olor u otra sensación que les entregue un paisaje , un escenario, un espacio físico en el que crecer y cultivar, lo que ellos creen, un futuro destino.

Ojala pudiera juntar cada fotograma de mi vida para hacer una película. Ojala pudiera enmarcar cada intervalo de las agujas del sucio reloj ,que ya no está , del salón... Te juro que ,aunque triste , sería una gran historia.

jueves, 15 de octubre de 2009

Tiempo de espera


Y yo esperando ...
Aplastando lo obvio
contra el plomizo muro.
Un chispazo de orgullo ,
creerse importante .
Mas tarde ...
Le echaré la culpa
a este diablo mundo
de todo lo que he sido,
de lo que se forjó
con fuego azul en mi frente ...
Alguien corriente
que se refugió en su apellido.
Y yo esperando ...
Pactando una fecha
y abriéndole brechas
al "sin sentido".
Renovaré...
Mi carnet de ángel caído
cuando te acuestes,
cuando tus ojos se cierren,
y quede expuesto al olvido ...
A la manipulación de un sueño
como cristales resquebrajados
de los que es dueño
un caprichoso niño.
Y yo esperando ...
No preguntes ni por qué, ni cuándo.
Igual que yo no pregunto
como de fuerte es el latido
ni cuantos lo han ignorado.

martes, 6 de octubre de 2009

Otoño y tierra


Ahora por fin entenderás el desastre provocado por el hombre.

No tengas miedo.... al menos ya no. Todo se volverá oscuro, tu visión captara el negro más absoluto, podrás vivir la tranquilidad de ser inerte, mudo, ciego, sordo, inmutable.No necesitas ver nada... que no hayas visto ya.
Solo necesitas sentir y recordar el asco. Recordar las tristes acciones y despreocupadas de una raza entera. Solo necesitas pudrirte en la memoria humana, convertirte en fango y arrepentirte de valorar más lo etéreo que lo que tenías ante tus ojos y respiraba...Eso que enmudecías con tu desidia mientras gritaba de dolor, rabia y pena. Eso que pisabas y creías eterno...Eso que agonizaba en cada una de tus edades y que tendía la mano para que consiguieras levantarte siglo a siglo...
Solo necesitas dejar entrar en tu boca las aguas que te dieron la vida, de las que procedes, a la que debes tu existencia, y ceder el oxigeno que durante tantos años has tomado sin preocuparte de su pureza.

Deja de respirar...
No seas nada.

Necesitas dejar correr por tus venas, por todo tu sistema, litros y litros de mercurio rojo, aceite y todo tipo de residuos químicos para entender lo que es ser quemado desde el interior. Cada gota es una quemadura, cada caudal una herida no cicatrizada , y los ríos no paran de correr , no paran de repartir ese caudal de muerte y destrucción.

Tu cuerpo se mantendrá en el fondo.... no te preocupes, no te va a ser dado nada que no hayas dado.
Piensa que ahora tu cuerpo de poco vale, solo es una carga de la que debes desprenderte, en estos momentos serás mente y sentimiento, y como bien sabes la sensación que te abarca no es algo bonito... No te preocupes, pues las nauseas pararan... por el momento... solo por el momento.
Quiero que notes como tus moléculas, tus átomos, las partes más pequeñas de lo que eres y de lo que te compones, explotan al unisonó tan solo para crear otra consciencia sin forma.
Ahora eres uno con algo más grande, algo absoluto, eres todo y nada.
¿Escuchas los gritos? son las formas de vida vegetales combustionandose desde dentro. Tratan de moverse, de huir, de esquivar las llamas, y no pueden.Sufren la agonía del observador. Todo el Amazonas resuena en tu ser. Sus gritos de socorro te abruman y simplemente puedes sentir dolor y esperar expectante al dramático final.
Las estepas de África son ahora lo más parecido a tu tacto, puedes sentir cada paso dado por las formas de vida más insignificantes, todo conflicto natural, y toda lucha de supervivencia. Pero también puedes sentir cada rayo de Sol precipitándose al suelo, cargados de radiación, como si fueran diminutas bombas soltadas en una guerra ya perdida. El Ozono no es un refugio... Puedes sentir los lagos secándose poco a poco.

Olvida todo lo que te han contado...
Y siente la tierra enferma sobre la que pisabas. Oye como ruge el aire y profiere ínsulas desconcertantes. Ahora conoces el sonido de mil susurros ininteligibles... Tantas voces y no existe la capacidad de entender lo que dicen, solo saber por instinto que son palabras de socorro y miedo. La eterna redundancia del oxigeno asfixiado.

Se desangra.
Te busca para decirte que se desangra... y que tú también te desangras.

Siente la fiebre. La lava,el fuego y el magma recorren tu rostro como una lágrima acumulada en millones de años. Al principio quema... pero acabaras acostumbrándote.

Ahora eres uno...
Y todo a la vez.

Ahora lo comprendes todo. Ahora florece en ti, como una semilla germinada por el odio de que no te puedan escuchar, la planta del arrepentimiento, la flor que quiere el perdón. Los ojos piden clemencia, piden volver a empezar de nuevo. Pero no se puede... todo es un ciclo. Es un viaje sin retorno hacia tus propios orígenes.
Tendrás la idea de que esto es un sueño o una pesadilla. Buscaras la luz blanca al final del túnel... Querrás tener audiencia con el que tú llamas tu Dios.
Nada de esto pasara... solo conocerás el encuentro, no con tú creador, sino que te encontraras y pasaras a ser parte de la misma creación.

Sé que si pudieras gritarías...
Sé que lo harías...
... pero tienes los pulmones llenos de agua.

jueves, 1 de octubre de 2009

Simplemente Yo (El caos de mi ausencia)



Yo ,que tantas veces envenene mi nombre.
Yo ,que hice astros del deseo...
Yo ,que moldeé un grito en cada lágrima
que se empeño besar el suelo.
Quiero ser luz de gas…
Quiero ser terciopelo…
Quiero ser el número exacto en la ecuación
que calcula al cuadrado tu desprecio.
Yo quiero ser…
Y me desvanezco.

Yo ,que tantos caminos tracé,
con dedos prestos a desarrollar sequedad.
Yo, que jugué con labios muertos...
Perfilé la forma de la eternidad
en estantes polvorientos,
en instantes donde lamentos
fueron el “quiero ser”
y el “yo no puedo”.
Yo quiero ser…
Y me desvanezco.

lunes, 28 de septiembre de 2009

El poema que nunca escribí


Quizás se ha derretido el marfil que supuraban mis huesos …
Obvio … pues poesía no fluye eternamente … Simplemente sigue un círculo cerrado de abastecimiento que te dota del brillo propio mientras fuera llueve, que te otorga una gris tonalidad mientras el sol quema otras pieles ,hasta que las chispas provocan un incendio en todo ese reguero de combustible que queda tras la masificación en la circulación de las palabras …

He combustionado mi presencia … bien lo sabe el que mira detrás de las puertas cerradas, entre cerrojos mohosos , intentando ser testigo del ruido y la visión de la caída.
Todo cuerpo que cae bajo las garras de la desidia toma la misma trayectoria. Se ve inmerso en la corriente de un movimiento parabólico. Parece que el suelo no es frontera para dejar de caer … Hay mas allá del suelo … mucho mas.

El mismo caso ocurrió con mi belleza (inventada) .
Basta con tener un espejo y unos ojos llenos de esperanza. Crees que fina piel te recubre. Crees que tus ojos pueden interactuar con las mareas … Que tus manos son lisos y monumentales desiertos en los que plácidamente retoza el tacto y que eres el dueño de los suspiros que surgen con la forma de brisa …
Las evidencias van desenmascarando la verdadera forma … Cierras los ojos y todo se evapora como una incomparable nube de vapor … Se espolvorea la imagen auto fabricada y comienza a evolucionar este antiestético ser …
Y cuando el alma fue palabra pudo salir a merodear por lugares en los que nunca antes estuvo …
Hasta entonces había descansado oculta por los rincones en los que nadie mira …
Solo las caricias le regalaron la valentía de mostrarse desnudo a los únicos ojos que querían mirarle …
Así y con la estupidez de olvidar su real estado le hicieron verse como bestia blanca , bestia en la que reside un atisbo de belleza especial.
Su cuerpo era el mismo jardín de heridas, heridas presentes la mayor parte del año y que su fisonomía a adaptado a su descripción Normal, que algún que otro tacto le sea negado. Las arrugas en la frente son la bandera que sirve para mostrar su enfado con el mundo. Su altura es la cruel burla que se le hace al cielo … Y poco a poco ve como su cuerpo acumula cada vez mas visiones horribles …
Normal que hoy le sea negado un segundo de existencia …
Ni siquiera sus conversaciones se ven dotadas de datos importantes como antes . Sus palabras son cada día mas proféticas y se ven inundadas de dudas y miradas de miedo, odio y rencor.

Es tan evidente que no es.
Tan trágico que no parece un amante común … Mas bien es la caricatura que surge en el duerme vela de una noche de insomnio… Es lluvia acercándose entre la frontera de Abril y Mayo.

Su propia mentira ha roto el espejo que le hacía estético … y descubre que no es más que arena tras la estela de una primera impresión y de una traición de unos sentidos que ya no son suyos …
Hoy ha decidido callarse … No va a ser él mismo el que se ahorque con su lengua …
Hoy guardara silencio y comerá solo lo que le echen …
No se ahorcara con su propia lengua púes su destino ya lo ahoga poco a poco con su falta de belleza.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Volveré a ese campo de ánimas


No hay peor campo de ánimas
que aquel en el que duerme orgullo herido.
Ni siquiera las sombras proyectan,
al pasar, con toda veracidad
el encuentro con la parte intima.
Lucha del que sabe ...
Lucha del que ve ...
Derrota del que imagina.
No hay mayor sanción
que ahuyentar ,en un hilo de voz,
un poema de amor
o por defecto una elegía.
Si preguntan si lo volvería a hacer
digan que "no".
Luego que sean mis manos
las que violen la tinta.
Que sean estos dedos
los que , aunque despistados,
pinten de azul las madrugadas ...
De negro los mediodías ...
Y de intenso rojo
todo lo que no quiero decir,
o todo lo que pensé una vez
y casi se me olvida.
Volveré a buscarte recuerdo ...
Volveré a buscarte...
Volveré a sentirme ajeno.
Volveré a sentirme el dueño
de perros de presa en celo
que sueñan con desnudarme.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Esperar sentado


Casi puedo escuchar las gotas de lluvia chocar contra, la castigada y solitaria, acera. El sonido hueco sobre distintas superficies crea una base rítmica para acompañar el piqueteo constante de sus, altos, tacones. El eco resuena en las callejuelas oscuras, que de niño me vieron jugar. El juego de policías y ladrones.
Siempre fui yo el ladrón, el criminal que merecía pagar por sus errores. Todo crimen se paga. Toda falta se asume.

Sus caderas van contoneándose por la delgada cuerda, que sortea el precipicio de la vida.
No busca con su mirada compañía en esta enferma noche de ciudad y sin estrellas. La soledad es la manta que la protege desde su posición hasta su destino. Soledad y un abrigo de piel, confeccionado por silencio y el sigilo, que cubre su entera desnudez.

La puedo sentir... Noto que se acerca.

Ya puedo notar el calor que tan bruscamente desprende.

Mi boca se está quedando seca. Sera que el deseo se ha hecho difícil de tragar y que obtura mis vías respiratorias.
Sé que se acerca y no hago más que respirar unas diez veces.... e inconscientemente, pienso mi situación, y sonrío... sonrío.

Casi siento su tacto. Casi puedo notar ese, casi grato, escozor de las heridas que su anillo infringe en mi cuello en cada una de sus caricias.

Pero aún no está aquí... Aún no.

La puedo imaginar como una niña curiosa agarrando lo que no es suyo. Manoseando el trofeo de su indecencia. El fruto de su codicia... Seguramente achacado al empuje de una sociedad infecta que le obliga a tomar las cosas a la fuerza.

La puedo percibir abrazándose y tomando lo que no es suyo...

Se desnuda y deja caer su abrigo, muestra lo que realmente es... en lo que el tiempo la ha convertido.

También imagino las lágrimas en su rostro La furia en sus ojos... La sangre en su boca.

Siento el dolor que su alma me regala.

Sus tacones rotos la hacen caer al suelo. Descalza sus femeninos pies, y moviéndose en absoluto silencio, se arrastra hasta una nueva presa. Nada detiene su camino.

No me ve... pero me intuye. No me siente... pero me saborea.

He fallado... solo eso importa. Las heridas en el pecho no paran de sangrar y apenas importa que presión ejerzo sobre ellas.

Mi llanto es mudo...

Mi dolor es lo poco de vida que me queda... El hueco abierto en mi pecho es el único juego que me queda. Puedo meter los dedos y, con dolor, saber la profundidad y el diámetro exacto.

Mi aliento, dosificado en pequeños gemidos, es lo único que me queda por expulsar...
La percibo subiendo las escaleras y suelto uno por cada paso, una dosis por cada escalón.

Noto sus pasos acelerándose... y del mismo modo se va acelerando la caída de mis parpados.

Hago un último estúpido intento en levantarme. La sangre va parando de emanar...
No quiero que me vea así... Manchado en mi vergüenza ...

Sé que está en la puerta...

Pero cuando lleguen las caricias que llevo esperando en toda mi agonía... sé con certeza que ya estaré dormido.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Continuo renacer

Continuo renacer ...
O eso parece .
Prefiero creer en señales
y devolver al cuaderno un esbozo,
un boceto de los que hacia ayer,
que caer en el desuso y el estorbo.
El humo se filtra por las persianas
que tapan mi, casi miedosa, visión.
Volver a dejar libres a la precipitación
todas esas ideas ...
Dantescas ...
Tristes ...
El efecto que hace luna roja
en el mar y en sus arenas.
Pisadas que se alejan de las nuestras.
Torpes ...
Casi a cámara lenta ...
bendecidas en licor
y abusando de todo dolor
como nota de esta orquesta.

domingo, 13 de septiembre de 2009

¿Hay alguien ahí?


Y todavía preguntan (preguntaran) si sigo escribiendo o si mis noches siguen proyectándose en luces verdes, de neón, y brillos anaranjados. Callaré... solo para recordar que mis noches son silenciosas pese a acompañarlas de susurros y juramentos a los espectros que yo mismo he creado.
Reirán y esquivaran cada una de las "locuras" solo para evitar tener que verlas (oírlas, leerlas) de nuevo. Pasaran ante mis ojos como el humo, que ahora mismo expulso y hace lagrimear mis ojos, y los fugaces chispazos de luz que algún día di , que algún día tuve.
Consultaran sobre lo onírico de sus pensamientos y yo que siempre tuve un consejo, me veré abordado por la despreocupación y morderé mi lengua para mantener mi bocaza cerrada. Tratare de mantener mi temperatura por debajo del cero absoluto y con una mueca, que no necesita descripción, explicare que reconozco un sueño cuando no lo alcanzo y una pesadilla cuando la vivo. Cada cual que despelleje su conciencia.
Las miradas olvidaran el espejo y el reflejo que un día les dio. Igual que olvidan las palabras que un día dijeron, e incluso elaboraron, sacadas de lo que se dijo en ese momento que era su ser. Mi condena es recordar tanto las suyas como, las quizás mal dirigidas, dichas por mí.
Se quejaran de su condición. Lamentaran que su arte no esté permitida a la mayoría. Pero seguirán olvidando que ese camino lo recorren muchos junto a ellos... pero nunca quisieron mirar a la derecha e izquierda para ver quien caminaba a su lado. Por eso siempre están solos y su vergüenza les impide crear.
Catalogaran sin querer ser catalogados...
Juzgaran sin querer ser juzgados...
Terminaran, cada vez que te vean, preguntándote si sigues escribiendo.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Aunque parezca mentira ...callo ...



Aunque parezca mentira callo… Aunque parezca mentira


Aunque esa pared se haya derrumbado… sigo sin saber interpretar un silencio…
No es fácil mantener quieto este eterno susurrar. Soy incapaz de olvidarme de mirar atrás y despedirte con esta mano de torpe tacto…
Unas manos incapaces de trazar con toda comprensión tus deseos… y es que se me olvidó lo que es ver adornados los parpados según se abren.
Tu primera reacción es frotar con extremo cuidado los ojos, cuidado para no arruinar un sueño, y con la precaución de hacerlo correctamente y nunca más volver a estar bajo la protección de un tango .
Lo segundo que haces es temblar, temblar por lo que pueda morir . No es la primera vez que un ser vivo entierra a otro con un ligero beso… e incluso una mirada … una torpe palabra sin significado …
La corona de flores es algo opcional a ello solo acceden los que siempre te han acompañado … y muchos de ellos se olvidaron de ti …
El difícil jeroglífico de vivir más de un millón de vidas ,una por cada segundo que pase a tu lado, se va desempolvando … Va cobrando un significado todo ello documentado por trozos de papeles … uno por derrota … uno por cada arrepentimiento …
El mayor suicidio es un papel …
Y no quiero que nadie … o casi nadie vea … que me estoy suicidando.
Que volveré a romper mi propio código Morse …
Soy tan culpable de lo que late dentro como lo es el tiempo, o tu moreno pelo, o una simple nota musical sacada del deshielo . La magia Gitana …
Todo encaja … y vuelvo a temblar …
Vuelvo a imaginar un beso … o a ofrecerlo con la confusión de cuanto durara … e incluso de cuando puede volver.
Y tiemblas …
Quieres decir … quieres arriesgar … convertir un minuto en eternidad …
Retratar esos ojos en no más de tres palabras … oler el ambiente y quemar ese momento en tus sentidos … Desvanecerte con la brisa nocturna y poder volver cantando a casa. Inspirarme con ese sueño ,tachar lo escrito , que eso que se quedo abrazado unas horas geste poesía … poder mirarte con los ojos abiertos y decir …
Y callas …
Se que nunca deje de hablar … de mi en una playa frente a esa sirena … pero créeme … Callo … Solo para que no se extinga otro amanecer de esos en los que solo se oyen nuestras voces … y tener la oportunidad de mirar las estrellas. Y siempre duele cuando la obligación te lo impide … Por qué no sé si mañana también desearas que observemos los astros …
Vuelvo a sentirme un extraño cuando la distancia es buscada … Cuando puedes leer en mis ojos un ruego … venido de la duda … esa que tengo dentro … voy a hablar :
“ Puedo …”
Y callas …
Lo sé … Es mi inútil posición del cómodo , del cobarde que teme perder … Ese ser que tanto detestas … que tanto detesto …
Y tiemblo ante cualquier interferencia … cualquier tono de voz cambiado o cada gesto … Asimilo toda esa información pero no la comparto en voz alta. Quizás es mejor así
Porque existen frases que le son negadas a los poetas… y no se deben poner en boca de borrachos…
No deja de ser mi pequeño refugio del antiguo: “Hazme una señal… y cruzo el cielo…”
Y Aun así sigo desangrando lo que soy… Pues como dije antes este papel no deja de ser un suicidio a lo que viví con anterioridad. Solo porque una película muda apareció en mi vida… Muda porque callas. Muda, porque aunque parezca mentira, callo…
No sé si vendí el alma que he ido recopilando poco a poco en años de soledad … pero no me arrepiento … Es más, podría volver a venderla … un millón de veces más una por cada segundo que pase contigo …
Que esta conversación dure para siempre porque yo …
Y Callo …
Y no creo que tu sepas traducir el silencio.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Mejor dormido


Despertó en una ciudad muerta. Sus ojos solo veían una burla apodada gente, carcasas vacías que apenas miraban a los ojos y cuando lo hacían se derretían entre la mas pringosa vergüenza y el más sucio de los rechazos. Caminaba entre ellos y cualquier contacto físico era un telegrama de odio. Las palabras que llegaban a sus oídos eran hojas rotas y desordenadas carentes de cualquier sentido.

El Sol apenas existía, el cielo gris enmarcaba toda acción en este país de hormigón, y si alguna vez existió seguro que reventó del mismo asco y desesperación.

No había un antes, no había un después, el pasado era olvido, el futuro era improbable, y las partículas que formaban el presente eran simples cristales ahumados que reflejaban el pasar de unos segundos que nunca iban a contar. Por eso él llevaba la cuenta mentalmente, una y otra vez, y los segundos se los imaginaba del mismo color que tendría el infinito mas oxidado, el mismo color del cobre que recubrió en su día a los antiguos ídolos.

Buscaba un igual. Buscaba un rostro que no estuviera distorsionado por la niebla y el humo. Trataba de encontrar unos ojos que no ardieran al mirarlos.... Unas manos que no contaran la vida cotidiana, sin interés y banal, por medio de sombras chinescas y signos sin apenas significado emocional. Nada encontró parecido a esto... y precipitado a la mayor de las soledades se resigno a mirar a un suelo encharcado. ¿Como gritar de furia en un mundo en el que ni siquiera el odio se transmite?... ¿Para qué hacerlo donde nadie va a sentir ni la satisfacción de verte explotar?

Cuando los pies ,desprendiéndose de la piel que los hacía humanos, se cansaron de trotar, decidió aposentar su cuerpo pero no encontró lugar en el que repasar las notas que iba tomando a lo largo de las oscuras aceras. Las hojas que con tanta rabia apretaba salieron volando arrastradas por un frio viento, que helaba algo más que el cuerpo y la mirada, y fueron desperdigadas donde nadie podía verlas.
Poco de lo que estaba viviendo tenía sentido.... y si lo tenia no era el que él esperaba encontrar. Una ciudad puede ser el más triste de todos los cementerios por muchos seres que respiren en ella. Un mundo puede ser carroña y restos de ilusiones...

Ni siquiera la noche adornó sus modos y sus palabras. Sus sentidos no se vieron recompensados por la caída del telón diurno ni por el regreso de los vástagos de la rutina a sus frías madrigueras. Luz tan solo era un capricho y oscuridad solo era el refugio para ocultarse, para pasar desapercibido, y no llamar la atención de la perfección. Solo era un alivio temporal.

¿Dónde estabas Luna?... ¿Donde yacían los fragmentos de tu pálida piel cuando él tan en silencio te llamaba?... ¿Dónde estaba tu sucio brillo y tus atormentadas sombras cuando él buscaba cobijo para dejar de ser visto por el sueño de la razón?

Salió de la ciudad. Se alejó de la árida Metrópolis dejando atrás todas las formas y sensaciones que habían dejado un regusto mórbido en sus labios. Buscó refugió entre rocas y matorrales y por fin encontró paz y serenidad. Encogió su cuerpo y se colocó en posición fetal. Recordó cada una de las sensaciones vividas durante ese largo día, ese del que solo tuvo la sensación del paso del tiempo mentalmente, y de sus ojos brotaron lágrimas que resultaron ser fuegos de la ira acumulada. Se negó a vivir lo mismo una y otra vez...

Cerró los ojos y pensó:"Mejor dormido".

miércoles, 2 de septiembre de 2009

La hoja grita ... quemala y que reine el silencio



La hoja grita...
Voces desgarran celulosa y escriben por si solas poemas heréticos, textos febriles y confesiones , que tratadas como mascotas, son acariciadas por mis callosas y poco frágiles manos. Clavo la punta del bolígrafo para parar su agonía, me es completamente inútil detener un llanto tan prolongado, con la precisión de un cirujano aprieto la punta y dibujo pequeños círculos, ligeras curvas y sutiles puntos que transforman el movimiento mas logrado, de mi pobre y sucia caligrafía , en una tortura al papel.
El intento de poeta se transforma en un sádico creador de no-arte. Naufraga entre textos sumidos en confesiones y mareas de sentimientos pálidos y mórbidos . Escritura automática que se mueve entre el odio, la vergüenza, la desconfianza, la pasión sepultada y la ligera luz de un ventanal que son los ojos de los (pocos) que me leen. No trato de dinamitar la felicidad de un lector... Tan solo trato de esculpir todo lo que no quiero dentro de mí. Ya duele bastante tener un corazón como para querer tenerlo recubierto de escarcha y de una gruesa capa de lapislázuli .
Hoja a hoja crezco.
Palabra a palabra me libero.
Verso a verso construyo la jaula de lo intangible e innombrable. Arranco su primera capa de piel y vuelvo a ser el que decide el destino de lo escrito... Vuelvo a ser el dueño de mi sonrisa.
La hoja grita y no la compadezco . Su agonía me devuelve al estado mas enfermizo y vuelvo a ser uno con el mundo real que tanto me costó crear. No necesito que se vea, que se imprima, que se entienda, que se me sentencie ,que se apruebe... Mi catarsis esta completa, mi liberación ha sido mostrada ante las cuatro paredes que me encierran.
Soy tan libre... que elevo ese trozo de papel y lo dejo gritando en la eternidad de los sentidos ,cual Prometeo, a merced de quien quiera desgarrarlo e investigar el verdadero crimen.

lunes, 24 de agosto de 2009

Apnea voluntaria

Si te cansas de respirar... avísame.
Quizás yo pueda hacer algo... quizás ... solo quizás sea capaz de limpiar el barro de tu rostro y eliminar con gélidas, y secas, lamidas la vergüenza de tu tez. Todos tenemos manchas que borrar, recuerdos que corroen, bocetos de victorias que al final no fueron, ojos ciegos, sonrisas forzadas.... señales luminosas que nos regala nuestra , a veces maldita, conciencia.
Una noche te sobresaltas y despiertas, notas la embriaguez del tacto al rozar tu rostro, no reconoces tus rasgos, observas la sucia luna de Madrid, reflejando tu sombra en la pared, y sospechas que cada uno de esos rayos sea un foco de interrogatorio. Preguntas cargadas de espinas y lanzadas donde más duelen.
Notas el aire oxidado a tu alrededor y hasta los rostros que mas adoras son los que más temes defraudar. Bonita es la repentina y fugaz sensación de comerse el mundo que tienes por un breve ,y congelado ,espacio de tiempo.... Luego vas hundiendo los dedos en los mismos estigmas de siempre. De poco ha valido la dosis de esperanza , y de autodefensa ,que suministró el subconsciente ... Tan solo fue la vacuna que no reacciono como se esperaba. Yaces inmóvil ,quieto, frío, inerte y el pasillo fundido en blanco pasa al negro más absoluto.
Comienza la guerra con la noche y su tremenda maratón de recuerdos . Te obsequia con fotografías que verás aunque tus ojos se encuentren herméticamente cerrados. En su día todas esas imágenes se grabaron en las pupilas, durante el día son recuerdos muertos... pero en la hora buja vuelven unos detrás de otros como arrastrado por la marea. Hasta las canciones y notas musicales que te acompañan cambian su significado y sus acordes tan solo para regalarte una banda sonora propia.... algo que solo tu escucharas como realmente crees que es.
Estos minutos es cuando tu cabeza da la violenta y desesperada orden a tus pulmones de no tomar oxigeno y de hacerse un objeto inerte que olvida y que es olvidado. Mimetizarte con el tiempo y quedar congelado en el segundo preciso.... el que menos duela, el que pese a no hacernos sonreír agrada en comparación con el resto.
Se seca la boca que tan desesperadamente pide aire a un espacio viciado por la desilusión y el desengaño. Los pulmones se contraen ante el flash de cada imagen... Los ojos se humedecen... Y la bocanada es tan fuerte que se reconstruye todo el horror creado en la habitación .Reina el silencio y la luz de la luna vuelve a brillar de la misma forma burlona.
Solo han sido 45 segundos y todo acabó. El sueño se apodera de ti y te da esa prorroga que necesitas.
Si te cansas de respirar... avísame. Porque yo he sentido lo mismo alguna vez.

domingo, 23 de agosto de 2009

Volver con las letras

Yo creé mi luz ,
mi cielo ,
forjado de pesado miedo,
de pasado lleno,
de posadas llenas,
el averno donde duermo
y de sabanas revueltas.
Donde me despierto
y siento el frio beso de la bruma.
Mientras mi mente se esfuma
y se fuma ...
todo mi cuerpo.
Sigo despierto,
trato de coordinar el beat
con el tempo del latido.
Trato de transformar mi acera,
tu acera, nuestra acera
y convertirla en paraíso.
Vuelvo con letras ...
Con la voz rota ...
Vuelvo dando alaridos ...
Vuelvo a tachar lo que hice
y lo que hago no está escrito.
Vuelvo a bucear entre sentidos,
deformando realidad,
y convierto el solo acto de respirar
en un perspicaz delito.
Vuelvo con letras ...
Cuento las letras ...
Convivo con el sonido...
Trato de llegar
al gran caudal
donde nace el llanto
y se supura por los poros
tanto odio acumulado,
tanto asco caducado,
tontos gritos desmedidos.
En la noche un ruido blanco
hace jurarme a mí mismo
que debo de saber diferenciar
las hojas escritas por los sueños
de las ,aun frescas ,tiras de piel
grabadas ,a fuego ,y cicatrizadas
por un irregular destino.
Juro Volver con las letras
pero solo
si ellas vuelven conmigo.

martes, 11 de agosto de 2009

Sueño Invertido


Un sueño invertido ...
Dormido creo que despierto
y pestañeo tratando de segar
el oxigeno que queda en el vacio.
Creo que puedo caminar,
levantarme sin perder el equilibrio.
Me asfixio en su mundo colorido ...
Me encojo entre sus rostros
y acepto sin rechistar
mi rol y mi inalterable destino.
Sus ojos tan despiertos
saben que no pertenezco a este lugar,
saben de mi eternidad,
señalan cuando trato de demostrar
que no estoy perdido.
En el fondo soy solo sueño
y como algun que otro sueño
soy fiebre y delirio.
Un sueño invertido ...

El amor entre Adan y Lilith



Y me he cansado de mirarte ...
Las pupilas permanecían inmóviles... agrias ... Casi dando de si las cuencas marcadas por la incredulidad.
Siempre te quedara el suelo para caer. Siempre quedaran los brazos , enfermos y pervertidos, para amortiguar la caída, para hundir los dedos en tu pobre corazón.... Y rebuscar en toda esa pulpa un cachito de tristeza...
Sangra la boca... la vista se nubla. Y golpeo lo que más odias de una vida.
Seré Thanatos...
Seré el cobarde que ataca por la, frágil pero suave ,espalda y romperé el cuello de cada sueño que has vivido.
Un eterno YO entre alfileres despuntados.
Una simple brecha en la cordura.
Yo vigilare esos sueños que te hacen crecer... que te hacen despejarte de todo lo que se hace polvo. Y yo ,tonto de mi, recompondré todas las piezas que un sucio orgullo ,un día de lo más violento ,adulteró y jugó con ellas formando tristes castillos de arena.
Sé que vivo apartado de la razón...Pero también sé que vivo donde ninguno de los talentos pueden verme. Respiro apenas sin hacer ruido. Trago sin que se escuche mi maldición... Tan solo soy aire. Un Aire extinto y carente de cualquier rastro de humanidad.
Óyeme... No cierres tu cabeza a las palabras gritadas a seiscientosesentaiseis metros.
No ignores lo que truena en un gris cielo satinado....
Tan solo admira un poema y su titulo.
Repito a los arcángeles y a las sudorosas putas de babilonia , ante su humilde pregunta:
-"¿Donde está tu paraíso?
Yo limpio la sangre de mi boca y respondo:
-"Donde tú, jamás hayas estado".